VIII Conferencia de América Latina y el Caribe de la Sociedad Internacional para la Investigación del Tercer Sector
julio 20, 2011
La Responsabilidad Social Corporativa y la Cooperación para el Desarrollo
julio 29, 2011

Principales conclusiones de la VIII Conferencia Regional del ISTR

De la conferencia que se llevó a cabo en Buenos Aires entre el 12 y 15 de Julio, se derivan contundentes conclusiones.

  • Por una parte, hay conciencia de la paulatina salida de la cooperación internacional de la región, sin embargo, los investigadores coinciden en que la principal fuente de financiamiento del sector no proviene de los organismos de cooperación internacional, sino de los capitales privados, ya sean empresas o fundaciones de filántropos. Por lo cual, el financiamiento de los proyectos que se llevan a cabo en la región no correrían peligro. Sin embargo, esta situación afecta principalmente a los fondos destinados principalmente a Investigación.
  • Una segunda conclusión se deriva de la relación entre las Organizaciones de la Sociedad Civil y los Gobiernos, ya que en muchas oportunidades trabajan en los mismos lugares y sobre las mismas problemáticas. Sin embargo, ante la posibilidad de que se superpongan los esfuerzos en ciertos lugares y se desatiendan otros, es importante que las organizaciones y los gobiernos trabajen como aliados y no como competidores, llevando a cabo un trabajo en conjunto. En este sentido las organizaciones deberían cumplir las funciones de identificación de problemáticas y grupos de beneficiarios, mientras que los gobiernos deberían cumplir el rol de financiadores y soporte estructural para llevar a cabo los proyectos y ejecutarlos en conjunto con las organizaciones civiles.
  • A raíz de este planteo, se comienza a entender a las organizaciones civiles como proveedoras de servicios, gracias al amplio conocimiento que tienen sobre los terrenos en los que trabajan y a la cercanía con los grupos de beneficiarios, pudiendo detectar más fácilmente la eficiencia de los programas y su impacto en la sociedad.

Deja un comentario