Habilidades Socioemocionales… ¿Que son y por qué es importante desarrollarlas?

Economía del Comportamiento: ¿cómo pueden hacer las fundaciones, empresas con propósito y ONGs de Latinoamérica para aplicar sus aprendizajes?
marzo 18, 2019
Inclusión Financiera de las Mujeres: ¿por qué es tan importante?
abril 23, 2019

Habilidades Socioemocionales… ¿Que son y por qué es importante desarrollarlas?

¿Qué son las Habilidades Socioemocionales?

Intentar definir qué son las Habilidades Socioemocionales (HSE en adelante), es hoy un desafío, ya que no existe en la literatura especializada una conceptualización única, sino que coexisten diversas definiciones con aportes tributarios de la Economía, la Pedagogía, la Psicología y la Neurociencia.  Aceptando tal desafío, y a modo de marco de referencia, podemos considerar a las HSE como formas de pensar, sentir, emocionarse y vincularse con otros y otras que son relativamente estables en el tiempo. (Otero et al, 2017). A pesar de esta relativa estabilidad son maleables, es decir que pueden ser desarrolladas y aprendidas, y por ende enseñadas, en distintos ámbitos mediante intervenciones concretas como programas escolares o participaciones deportivas. En este sentido, puede afirmarse que la expresión y el desarrollo de las HSE dependen del contexto familiar, comunitario y social en el cual está inserta una persona (Duckworth y Yeager, 2015). Por otro lado, aunque las HSE están vinculadas con las habilidades intelectuales o cognitivo-académicas, se diferencian de éstas tanto en su conceptualización como en el efecto que producen en los diversos ámbitos sociales. Siguiendo a Otero, y sin pretender ser exhaustivos, podemos tomar una clasificación de las HSE que reconoce cinco habilidades principales: Auto-conciencia, Auto-regulación y Determinación, Pensamiento crítico y creatividad, Sociabilidad y Conducta Social [1].

Fuente: Otero Et Al

¿Por qué es importante el desarrollo de las HSE?

En principio el desarrollo de HSE en una persona es muy relevante en función de que resulta beneficioso para lograr metas socialmente valoradas que, a su vez, resultan provechosas para esa misma persona y para terceros con los que ésta misma se vincula. Dentro de las metas socialmente valoradas se destacan aquellas vinculadas a la educación y algunas relacionadas con el mundo del trabajo.

Por su parte en el ámbito educativo se han desarrollado investigaciones en Europa y Norteamérica que muestran que a mayor nivel de desarrollo de ciertas HSE se hallan mejores logros académicos (OECD, 2016; Kautz, Heckman y Diris, 2014; CASEL, 2013). A modo de ejemplo, mayores grados de perseverancia y determinación están vinculados con lograr la promoción del año escolar (Duckworth, Peterson, Mathews y Kelly, 2007) y mayores niveles de autoeficacia están relacionados con mejoras en las notas logradas en la escuela en el año en curso (Schmidt, Messoulam y Molina, 2008).

Vinculado al desarrollo profesional y, al mercado laboral en general, cabe señalar que el desarrollo de las HSE aporta un diferencial positivo muy relevante tanto para conseguir trabajo como para crecer profesionalmente en un empleo. En la región de América Latina y el Caribe, con economías cada vez más globalizadas y con un importante crecimiento de industrias ligadas al conocimiento, las HSE resultan cada vez más demandadas por los empleadores y las empleadoras. En este sentido, las HSE ya no solo complementan habilidades técnicas, sino que también se han convertido en habilidades indispensables para el trabajo con pares y el liderazgo de equipos. Tal es así, que los empleadores y las empleadoras le asignan, hoy, mayor importancia a contratar personal que tenga los rasgos adecuados de personalidad y comportamiento, y no a que posea las destrezas técnicas particulares del puesto de trabajo.

En función de lo repasado podemos concluir que el desarrollo de las HSE en primer lugar es relevante para las personas que las desarrollan, pero después se observa una ganancia en su entorno social directo (ámbito familiar, educativo, laboral, etc) y posteriormente en la comunidad en la cual se hallen insertos. Finalmente podemos pensar que si el desarrollo se plantea como política de estado de un país este trabajo arrojará beneficios a nivel macro en función de un esperable aumento de la productividad y el valor agregado de lo producido por distintas industrias. En una próxima entrada profundizaremos en la importancia que tiene la medición de HSE, veremos cómo se efectúa tal medición y contaremos la experiencia que hemos vivido en ZIGLA al respecto.

[1] Para profundizar en el conocimiento de las cinco habilidades recomendamos ver “Evaluación de Habilidades Socioemocionales” en la página 14 de Otero et al.

Bibliografía utilizada:

  • Casel (2013) Effective Social and Emotional Learning Programs. Estados Unidos, Autor.
  • Duckworth, A. L., Peterson, C., Mathews, M., y Kelly, D. (2007). Grit: Perseverancia y pasión por metas a largo plazo. Journal of Personality and Social Psychology, 92(6), 1087-1101.
  • Duckworth, A. L. y D. S. Yeager (2015) “Measurement matters: Assessing personal qualities other than cognitive ability for educational purposes”, en Educational Researcher, 44 (4), mayo de 2015, pp. 237-251.
  • Kautz, T.; J. Heckman; R. Diris; B. ter Weel y L. Borghans (2014) Fostering and Measuring Skills: Improving Cognitive and Non-Cognitive Skills to Promote Lifetime Success. OECD.
  • OECD (2016) Habilidades para el progreso social. El poder de las habilidades sociales y emocionales. Information Paper N° 28.
  • Otero, M.; C. Cresta; M, Finoli; Pais, E. (2017), “Evaluación de Habilidades Socioemocionales”, Documento de trabajo, UEICEE.
  • Otero, M.; Pais, E. (2017), “Las habilidades socioemocionales en el modelo de cinco factores. Un estudio con alumnos participantes de FEPBA 2014”, UEICEE.
  • Schmidt, V.; N. Messoulam y M. Molina (2008) “Autoconcepto académico en adolescentes de escuelas medias: presentación de un instrumento para su evaluación”, en Revista Iberoamericana de Diagnóstico y Evaluación Psicológica, 25 (1), pp. 81-106.


Comments are closed.