Deshagámonos de los premios
agosto 27, 2013
VI FIR: Empresa y Comunidad, actores del desarrollo sostenible / Chile
abril 29, 2014

¿Cuando la inversión de impacto puede crear un impacto real?

Fuente: “When can Impact Investing create real impact?” / Por Paul Brest y Kelly Born / Stanford Social Innovation Review.

diagnóstico de filantropía corporativa_0Ante la recurrente pregunta “¿cuándo la inversión de impacto puede crear impacto real?”, una reciente publicación de la Stanford Social Innovation Review arroja una visión crítica sobre este aspecto. Ante el rápido crecimiento del campo de la inversión de impacto, surgen cada vez más preguntas sobre la forma de evaluar el impacto, y la preocupación por la expectativa algunas veces poco realista de lograr al mismo tiempo impacto social y un retorno a precio de mercado.

En este artículo dirigido a inversionistas de impacto que desean saber si sus inversiones en realidad contribuyen al logro de sus objetivos sociales y ambientales, Paul Brest y Kelly Born presentan tres parámetros básicos de impacto:

  1. Impacto de la Empresa: Corresponde al valor social de los bienes, servicios u otros beneficios proporcionados por la empresa en cuestión.

  2. Impacto de la Inversión: Es la contribución financiera de un inversor particular, el valor social creado por una empresa.

  3. Impacto no Monetario: Refleja las diversas contribuciones, más allá del dinero, que los inversores, gestores de fondos, y otros pueden aportar al valor social de la empresa.

De esta forma el texto postula que una inversión en particular tiene un impacto sólo si se aumenta la cantidad o calidad de los resultados sociales de la empresa, más allá de lo que podría esperarse naturalmente. Bajo esta definición, los autores aseguran que es evidente que las subvenciones o inversiones concesionales (inversiones que sacrifican alguna ganancia financiera para lograr un beneficio social) sí pueden tener un impacto. Por otro lado, plantean que un inversor en el mercado común, que busca la rentabilidad a precio de mercado, no proporcionaría capital en condiciones favorables.

Pero si un inversor de impacto no está dispuesto a hacer un sacrificio económico, ¿qué puede aportar que el mercado no estaría en condiciones de proveer? Ante este cuestionamiento, los autores confían en que, pese a las fricciones o imperfecciones inherentes a algunos inversores, los mercados privados más pequeños sí pueden ofrecer la posibilidad de alcanzar tanto retorno de mercado como impacto social. Por ejemplo, alguien con el conocimiento distintivo de los riesgos y beneficios potenciales de una oportunidad en particular, puede hacer una inversión que otros puedan estar dispuestos a enfrentar.

La cuestión del impacto de la inversión es de obvia importancia para los inversores que quieren lograr una diferencia. Aunque los autores no descartan la validez de obtener beneficios financieros mientras se logre un impacto social, surge un nuevo cuestionamiento: ¿qué volumen de inversión puede efectivamente asegurar impacto y beneficios financieros reales para quien toma la decisión de invertir? Aparentemente esta condición tiende a ser escasa.

Si deseas acceder al texto completo, publicado en la Stanford Social Innovation Review, con el fin de profundizar en los conceptos antes mencionados, haz click AQUÍ. Revisa además opiniones de diversos actores y especialistas relevantes de la Inversión de Impacto a propósito de este tema en este VÍNCULO.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.