¿Cómo diseñar un sistema de monitoreo y evaluación para medir el impacto social?

Redes de Colaboración en Negocios Inclusivos
agosto 26, 2011
¿Cómo seleccionar los indicadores para monitorear?
septiembre 8, 2011

¿Cómo diseñar un sistema de monitoreo y evaluación para medir el impacto social?

“Necesitamos diseñar un sistema que nos permita conocer que resultados estamos generando” Es una frase muy común entre quienes dirigen y coordinan organizaciones sociales en América Latina. Pero, diseñar este tipos de sistemas no suele ser una tarea sencilla. Acompañada a esta frase, se suelen escuchar otras frase del estilo “No contamos con las capacidades internas para diseñar e implementar estos sistemas” o “No contamos con el tiempo y recurso necesarios”.

Desde ZIGLA queremos disminuir la angustia que generan estos procesos vinculados al diseño de este tipo de sistemas. Para ello compartimos algunos tips a la hora de empezar a pensar en estos sistemas:

  1. No hay que desesperarse por el desarrollo de un software específico, antes hay que resolver cuestiones metodológicas. A veces la complejidad que supone avanzar en la implementación de este tipo de sistemas se ve acentuada por el factor tecnológico. Para evitar estas complicaciones, es recomendable definir el alcance metodológico del sistema y luego empezar a pensar en el soporte tecnológico del mismo.
  2. Los indicadores no lo son todo. Es usual creer que diseñar un sistema de MyE es similar a contar con un conjunto de indicadores. Los indicadores son un instrumento esencial en un sistema, pero no lo son todo. Hay varios instrumentos que deben alinearse en su implementación para que el sistema arroje aprendizajes útiles para las organizaciones.
  3. No hay que desesperarse por medir si o si el impacto. “El impacto”, entendido como conocer qué cambio en las vida de las personas sobre las cuáles intervino un programa es, a veces, extremadamente complejo de medir y los costos de esa medición pueden ser demasiado altos como para afrontarlos. Sin embargo, esto no debe detener el interés por medir aspectos muy relevantes para aprender de la implementación de programas, como es conocer los resultados de los mismos.
  4. Las capacidades internas son importantes. Contratar expertos para que diseñen un sistema de MyE con un sólido set de indicadores sin contemplar la existencia de capacidades internas que puedan implementarlo es contraproducente. Esto no solo trabará la implementación del sistema sino que derivará en un sentimiento de complejidad abrumadora sobre temas de monitoreo y evaluación.
  5. Hay que buscar el consenso. Los sistemas de MyE deben permitir a las organizaciones aprender de sus intervenciones para tomar decisiones, replicar acciones y escalar oportunidades. Para que todo esto suceda es importante que la gran mayoría de los miembros de la organización se encuentren informados y dispuestos a utilizar el sistema. Sin esta aprobación y validación interna, es muy difícil que el sistema se implemente con éxito.
  6. Las organizaciones son parecidas y distintas. Si bien los programas y organizaciones tienen sus particularidades que hacen que replicar otras experiencias de sistemas de MyE sea complejo, es bueno tomar referencias y conocer casos de aplicación de sistemas en otros programas y organizaciones.
Hay más recomendaciones que seguramente iremos compartiendo en este espacio proximamente. Mientras, nos interesa conocer más experiencias y desafíos a la hora de implementar sistemas de monitoreo y evaluación. Si cuentas con unos minutos, acá hay unas 6 preguntas que nos gustaría que respondieras. Desafíos sobre Monitoreo y Evaluación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.